Archivo de 20 abril 2011

Esta entrada, que será la última de este blog, no tratará sobre pulmones. Tratará sobre el CORAZÓN de algunas personas, a las que les quiero dedicar unas palabras.

IVAN, no sé si podrás leer esto. Quizas exista un Cielo desde el que puedas leerlo. Si existe, sin duda te lo has ganado. Y a pulso. Confío en que asi sea.

A lo largo de los 5 largos años que duró tu lucha contra la enfermedad nos ha dado una lección a todos.

Has sido para todos un ejemplo de energía, de tesón, de lucha continua sin descanso contra la adversidad.

Nos has dado a todos una lección por tu actitud ejemplar. Una actitud positiva en todo momento, manteniendo el tipo, a pesar de las adversidades. Pensando no solo en tí, sino sobre todo en Silvia, y mas tarde en Antón, tu hijo, al que no sabías siquera si podrías ver nacer, y que finalmente tantas alegrias te ha dado.

En los últimos meses también pensaste en los que puedan venir tras de tí, en aquellos que pudieran tener una enfermedad como la tuya, a los que les enviaste un mensaje en una botella, como titulaste una entrada de este blog.

Tambien en todos aquellos que necesitarán un trasplante y pasarán por las mismas dudas e incertidumbres que tu, dandoles un mensaje de aliento y esperanza, con tu ejemplo.

Ya no estas con nosotros, pero has dejado claro que eres una persona luchadora, inteligente, incansable, pero sobre todo que tenías un gran CORAZON.

Descansa en paz, hermano.

SILVIA, no sé qué puedo decirte. Se me rompe el alma pensando que después de tanta lucha te quedas sin Ivan.

No es justo. No lo es.

Sé que no te servirá de consuelo, pero tienes que pensar que has hecho todo, absolutamente todo lo que has podido. Fuiste su gran apoyo todos estos años.

Incluso cuando Ivan ya estaba dormido, anestesiado, aguantaste circunstancias muy duras y seguiste luchando cuando él ya no podía hacerlo, hasta el último minuto, hasta el último segundo.

Estoy muy orgulloso de ti. Todos los estamos. Sé que finalmente te respondrás, que seguirás adelante, porque te conozco y con el apoyo de tus padres, tu hermana, mis hermanos, y de los cientos de amigos que te has ganado allí por donde Ivan y tu pasabais, lo lograrás.

Tienes un hijo maravilloso, Antón, al que dar todo tu CARIÑO, todo tu CORAZON. Sé que eres la mejor madre que ningun niño podría tener.

ANTÓN, cuando crezcas podrás leer este blog y comprobar el gran padre que tenías, y la gran madre que tienes.

Hubo un momento en que Ivan sólo pensaba en luchar y luchar para llegar a verte nacer, cuando todo hacía pensar que no lo lograría.

Y vaya si lo logró. Ambos disfrutasteis de vuestro cariño inmenso durante mucho tiempo.

No sé si cuando seas mayor recordarás todo el cariño que te dió, pero seguro que ello ha forjado en ti un gran CORAZON.

A TODOS LOS QUE HABEIS APOYADO a Ivan y Silvia, gracias, mil gracias de CORAZON. Silvia, su hermana, sus padres, y toda la familia de Ivan os estaremos eternamente agradecidos.

A TODOS LOS QUE PASEIS POR EL TRANCE DE UNA LARGA ENFERMEDAD, O NECESITEIS UN TRASPLANTE. Leed este blog, de principio a fin. Vivid los momentos que Ivan vivió, para aprender de su ejemplo, de la enorme lección de tenacidad y de gran CORAZON que nos dió a todos.
Pero no penseis que la lucha no compensa porque Ivan no logró vencer a su enfermedad. Ivan creyó que iba a morir antes de un año, y sobrevivió cinco años. Pensó que dejaría a Silvia sola, sin hijos, y logró tener a Antón. Pensó que no iba a poder ver nacer a su hijo, y lo consiguió. Y disfrutó de su compañía, de la de Silvia y de sus amigos durante mucho mucho mas tiempo del que jamás pudo imaginar. Aprended de él. LUCHAD. Con energía y con CORAZÓN. Cuando veais que vuestras fuerzas flaquean, acordaos de Ivan, tomad aliento, y continuad con la lucha. No es facil, pero seguro que lo lograreis.

De la larga LISTA DE MEDICOS que trató a Ivan, quisiera recordar especialmente a Susana Perez, y al Dr. Ossola, del CIBIR (Logroño), por su fundamental aportación en un momento en que todo era incertidumbre.

AL EQUIPO MEDICO que atendió a Ivan durante estas últimas semanas, gracias.

Un saludo especial de Silvia a todos los medicos, enfermeros y auxiliares de la Planta 11 de Neumologia, de los que Ivan decía que eran los mejores.

A todo el personal de enfermería de la UCI. Los enfermeros a veces sois los menos valorados, porque vuestra labor pasa desapercibida. Para mi Silvia y para mi no pasó desapercibida en absoluto. Un 10 en profesionalidad, y gracias por ser nuestro consuelo y apoyo en los momentos dificiles.

A la doctora Ana (lo siento, no sé tu apellido), residente, de la UCI. La mejor doctora que he conocido transmitiendo las noticias médicas. Lo cual no es nada facil. Mil Gracias.

Al doctor Mosteiro, de la UCI. Personas como tu hacen que este sea un mundo mejor. Él ya sabe porqué lo digo.

A la doctora Isabel Otero, neumóloga. Su profesionalidad le hizo ser escéptica respecto al resultado final, pero su CORAZON hizo que al final apoyase a Ivan contra viento y marea, y con ilusión. Si algun día tuviese un problema en el pulmón, ella sería mi neumóloga.

A Covadonga, coordinadora de trasplantes. La humanidad que transmites ha sido una gran apoyo en todo momento. No cambies.
Y por último, y no menos importante, al Dr. Borro. Sé que su papel no es facil. Nada facil. Y no me refiero a las intervenciones médicas. Me refiero a las decisiones que tiene que tomar. Un dificil equilibrio, muy dificil, entre los fríos datos técnicos y la vida de las personas. Dicen que rectificar es de sabios. En este caso, su rectificación llegó a pesar de las dudas, grandes dudas, que le transmitían los datos técnicos. Pero es que un gran médico no solo es aquel que es un gran técnico. Lo es más aquel que, ademas de buen técnico, deja un resquicio, por pequeño que sea ya que su cargo no se lo permite, al CORAZON.

Gracias a todos.

Comments 90 Comentarios »

No salió bien.
Gracias

Comments 39 Comentarios »