Según consta en la guía del trasplante pulmonar que se nos facilita cuando entramos en lista, que está muy bien y es muy informativa, una vez acabada la operación el paciente pasa a la zona de reanimación donde permanecerá con aislación tipo A, en un box específico donde una mampara de cristal lo separará de las visitas que pondrán verlo media hora por la mañana y otra media hora por la tarde.

Pues bien, ayer me enteré de que esto no es exactamente así, quizá eso era antes, y la información aún no está actualizada en la guía. Según mis fuentes, que son de toda confianza, el paciente pasa a reanimación donde hay un mostrador circular desde el que se ve toda la sala y es donde está el personal vigilando la evolución de los pacientes, los trasplantados pulmonares están en un lado, en un apartado con paredes de pladur pero abierto por delante al resto de la sala. En el suelo cerca de los pies de la cama hay una linea roja que las visitas no deben de traspasar sin protección. Para pasar junto al paciente se han de poner calzas, bata, gorro, máscarilla y guantes. Pueden estar sentados durante 45 minutos al lado del paciente.

Lo que también me han confirmado es que el paciente tenga alucinaciones. Unos ven bichos por las paredes, otros enanitos, duendes o hadas, otros se vuelven agresivos y otros dicen tonterías. Todo es debido al efecto de la medicación sedante, pero después se pasa.

Artículos relacionados:

  1. Esperando con calma el trasplante pulmonar
  2. Trasplante pulmonar
  3. La fisioterapia respiratoria, imprescindible en la recuperación postquirúrgica pulmonar.
  4. Historia de una lucha por un retrasplante pulmonar
  5. ¿Y si el trasplante llega el día de la final de copa?
6 Respuestas a “La estancia en reanimación tras el trasplante pulmonar”
  1. Jordi dice:

    aisss si te hablará yo de mi paso por la UCI…..todo lo que veas allí es mentira o no…pero nada, luego se olvida, es un paso completamente necesario…
    saludos

  2. Ivan dice:

    Si, el tuyo debió de ser duro, 45 días son muchos días, pero lo importante es poder contarlo.

  3. Olaia dice:

    Yo no recuerdo tener alucinaciones en reanimación-rehabilitación-UCI o como se llame (lo mío era un habitáculo aislado, no veía lo que había fuera, pero creo que era un apartado dentro de la UCI) Allí estuve sólo unos días, creo que una semana, y luego me llevaron a “la suite”, la habitación especial para trasplantados, y allí sí alucinaba… nunca he sabido el porqué de mi alucinación porque siempre me ha parecido muy absurda, pero tener la tenía… no os riáis mucho… ¡mi alucinación era oir la música del anuncio de Sanex! La oía todo el rato, a todas horas, estaba metida en mi cabeza, y cuando la oía iba a ver si estaba sonando en la tele y nada, sólo estaba en mi cerebro y en mis oídos, y de noche también la oía, como si la tuviera allí mismo… Parece una chorrada, pero era in-so-por-ta-ble (creo que hubiera preferido ver enanos o dragones, suena más entretenido)

  4. Ivan dice:

    Ja, ja, ja Olaia, perdona que me ría, pero es que cuantas las cosas de una manera bastante graciosa, vamos al menos a mi me ha hecho mucha gracia. ¿Tu estás segura que no le hablaste mal a alguna enfermera que para putearte tenía pegado un altavoz a la pared de tu suite con la música del anuncio de Sanex? No recuerdo como era esa música, pero ya buscaré por internet. Como la encuentre te caerá un artículo titulado “La alucinaión de Olaia” y un fichero como el de este con la música.

    A saber lo que te dieron a ti allá en la prehistoria de los trasplantes pulmonares, droga pura y dura, aun tuviste suerte de no escuchar a los chunguitos o cualquier otro gran éxito carcelario.

    No se porque me da la impresión de que no me va a hacer a mi demasiado efecto y es que una vez en urgencias me metieron una bolsa de morfina en vena y el enfermero me dijo “Menudo viaje que te vas a hacer con esto colega”. Pues yo ni viaje ni ná, me calmó el dolor, eso si, pero solo durante unas tres horas y luego a sufrir otra vez. Lo que si me suele pasar con la morfina es que me marea y me hace vomitar, espero que esta vez no porque cuando tienes un corte en el pecho y sientes ganas de vomitar, parece que se te va a abrir la herida del esfuerzo.

  5. Ivan dice:

    Jordi, ahora no, por si las moscas, que optimista y valiente soy pero no indefinidamente, pero cuando pase yo ya por el postoperatorio me tendrás que contar esa historia de UCI, que parece interesante.

  6. antonio dice:

    Las alucinaciones, postrasplante y otra cualquier intervencion, suelen estar producidas, por una sedacion muy superficial y/o farmacos no apropiados o dados en proporciones no adecuadas, para que induzcan una sedacion profunda.
    La sedacion debe ser lo suficientemente profunda (aproximadamente parecida a una sedacion para gastroscopia y/o colonoscopia), y con los farmacos actuales; generalmente no tiene que dar sueños desagradables, sino todo lo contrario ya que generalmente, o bien el paciente no recuerda nada o -la mayor parte de los actos de sedacion- el paciente tiene recuerdos muy agradables.

    Un saludo.

  7.  
Deja una Respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>